miércoles, 23 de marzo de 2016

DON QUIJOTE DE LA MANCHA


1.- FICHA BIBLIOGRÁFICA.
- AUTOR: Miguel de Cervantes Saavedra (1547- 1616).
- TITULO: Don Quijote de la Mancha.
- EDITORIAL: Real Academia Española. 
- LUGAR DE EDICIÓN Y AÑO: Madrid, 2015
2.- ANÁLISIS HISTÓRICO O CONTEXTO.
El siglo de Oro de la Literatura es el periodo de máximo esplendor literario en España, pero en realidad  fueron dos siglos. Comienza con la publicación de Gramática castellana de Antonio de Nebrija en 1492 y termina con la muerte de Pedro Calderón de la Barca en 1681. Es una época marcada por el apogeo del Imperio español, guerras religiosas, la Contrarreforma, recesos económicos y estancamiento social.
3.- ANÁLISIS DEL CONTENIDO.
RESUMEN:
Cervantes con su amplitud de conocimientos y facilidad para la narrativa cuenta las peripecias de Don Quijote y Sancho Panza a través una sucesión de episodios tan variopintos como estrambóticos. Cautiva su capacidad para, con un perfecto ejercicio de malabarismo, presentar a un Don Quijote que amanece una mañana respondiendo a la llamada de la andante caballería con todas sus consecuencias, que sin embargo, muestra su desvarío solo en el ejercicio de su destino como caballero andante, donde nada es lo que parece. Usa su demencia para crear su propia realidad, mezclando lo heroico con lo cómico. Mentecato y juicioso van unidos en Don Quijote, asombrando en igual manera sus dislates y sus consejos. En esa misma línea de su fantasía se encuentra a la sin par Dulcinea del Toboso, a la que se encomienda antes de entrar en batalla, cuya hermosura y cualidades defiende incluso con su vida. Se hace acompañar por un escudero, Sancho Panza, pequeño y rechoncho, como un personaje con los pies en el suelo, que poco a poco se va contagiando de las fantasías de su amo. A lo largo de su obra Cervantes va jugando con el lector combinando la sensatez o locura de uno u otro. Sancho no tiene letras, pero inicia el viaje cargado con un bagaje lleno de una sabiduría popular que le permite salir airoso de situaciones conflictivas, sorprendiendo a todos, incluso a quienes pretendían su mofa.
 Cervantes pretende, al escribir su Quijote, acabar con la  perniciosa influencia de los libros de caballería. Su primera reacción es condenar a la hoguera a todos los libros de caballerías que posee y ha leído Don Quijote, pero el mal ya estaba hecho y tomada la decisión de usar la fuerza de su brazo para deshacer entuertos, defender doncellas, amparar viudas y socorrer a huérfanos y menesterosos. En su afán de ridiculizar a los caballeros andantes, Cervantes sitúa en el centro de su historia un cincuentón que amolda la realidad a sus propias fantasías. En sus aventuras sale vapuleado, soporta escarnios y burlas de los que le acogen, haciendo partícipe de sus desventuras a su escudero. Ya en las postrimerías, con el juicio libre y claro, reconoce sus disparates y embelecos a los que le han arrastrado la continua lectura de los detestables libros de caballería, según sus propias palabras, sin tiempo ya para reparación alguna.
Enterado Cervantes de la publicación de una segunda parte de la Historia de don Quijote de la Mancha, publicado por un vecino de Tordesillas, toma prestado un personaje, Álvaro de Tarfe, para dejar bien patente quién es el verdadero Quijote. Aprovecha este encuentro para, con una crítica mordaz, desdeñar y desacreditar al apócrifo, validando su propio Quijote incluso mediante una declaración ante la justicia.
El Quijote retrata en sus páginas todos los aspectos de la condición humana, capaz de hacernos gozar, reír y sufrir, sin dejar a nadie indiferente. Es al mismo tiempo una crítica a la sociedad de su tiempo. Y como dice Michel Foucault "El Quijote es el loco señor de la razón, pero no por su locura, sino por su protesta".
PERSONAJES 

- DON QUIJOTE, D. Quijote  (Alonso Quijano), es el personaje central junto con Sancho Panza, su escudero, de la novela escrita por Miguel de Cervantes, titulada D. Quijote de la Mancha.
Es un hombre de unos 50 años, alto, delgado y algo desgarbado, que de tanto leer libros de caballerías, pierde el juicio, y se cree un caballero con la obligación de ir por el mundo impartiendo justicia.
Más que un loco es un visionario, que de vez en cuando dice y hace cosas muy sensatas, posee una gran imaginación que mezclada con su locura, le ayuda a cumplir sus sueños de caballero que tiene los ideales más altos de la raza humana como son, la nobleza, la libertad y la justicia.

-SANCHO PANZA. Según los libros de caballerías, "todo caballero andante que se precie tiene que tener escudero". Para tal cometido Don Quijote solicitó a Sancho Panza, labrador y vecino de su pueblo, que fuera su escudero, prometiéndole, entre otras cosas, la concesión del título de gobernador de alguna Ínsula.
Físicamente era pequeño y rechoncho. Entre sus aficiones descubrimos que gozaba comiendo y bebiendo. que no era nada valiente, pues en cuanto se adivinaba peligro corría a esconderse o ideaba algún truco para por ejemplo no darse los más de 300 azotes que debía recibir para poder desencantar a Dulcinea. Aun así, no pudo evitar alguna que otra paliza, manteo, alfilerazo y otras "lindezas", la mayoría por culpa de los líos en que le metía Don Quijote.
Era realista, a diferencia de su Señor Don Quijote. Fiel en todo momento al Caballero de la Triste Figura y a su rucio o jumento de los cuales se preocupaba y quería.
Cuando salió de su aldea era una persona sencilla, bonachona y más bien de pocas luces. De sabiduría popular, como lo prueban los innumerables refranes que llega a contar y que a Don Quijote llega hasta hartar. No obstante, las enseñanzas y consejos de su Señor junto con las aventuras que le suceden, le van poco a poco moldeando su rudeza inicial hasta acabar dando clases de sabiduría, como lo demuestra cuando le tocó gobernar la Ínsula Barataria.
Inicialmente Sancho Panza tiene un papel secundario acorde a su condición de escudero. No obstante a medida que la historia avanza va cobrando mayor protagonismo hasta llegar a ser en algún capítulo, como el que le tocó ser Gobernador, el personaje principal.

- DULCINEA DEL TOBOSO,  mujer imaginaria inspirada en la campesina Aldonza Lorenzo, nunca aparece representada en persona en esra novela, sin embargo, su nombre se menciona muchas veces en la obra y se la evoca tanto, que la podemos considerar como un personaje más.
 Don Quijote la idealiza, para él es la Dama de un caballero andante, pero su escudero Sancho Panza, la identifica con la hija de Lorenzo Corchuelo y Aldonza Nogales, una simple campesina.
- EL BACHILLER SANSÓN CARRASCO, hijo de Bartolomé Carrasco, al que sirvió Sancho Panza antes de ser escudero del hidalgo caballero Don Quijote de la Mancha (II Parte, Capítulo XXVIII). Don Quijote lo describe como "...no muy grande de cuerpo, aunque muy gran socarrón; de color macilento pero de muy buen entendimiento; tendría hasta veinte y cuatro años..."

Parece que Miguel de Cervantes usa a Sansón Carrasco para, en el III Capítulo de la II Parte del Quijote, establecer su criterio sobre el buen arte de escribir y reivindicar su estilo frente a otros autores o críticos (¿Avellaneda?). Además, en las conversaciones del Bachiller con Sancho y Don Quijote constata el autor la universalidad y el éxito de la I Parte de la obra. Este encuentro entre Sansón Carrasco, Sancho y Don Quijote culmina con la invitación del Bachiller a Don Quijote de emprender su tercer viaje hacia las tierras de Aragón. Sansón Carrasco, el Bachiller, aparece en los siguientes capítulos: II, III, IV y XXVIII de la II Parte de "Don Quijote de la Mancha".
-LOS DUQUES. Estos personajes aparecen en el capítulo 30 de la segunda parte de D. Quijote de la Mancha; tiene lugar el encuentro, primero con la duquesa en un bosque y, posteriormente, con el Duque; ambos ofrecen a D. Quijote y a su escudero Sancho alojamiento y todo tipo de agasajos en su castillo, movidos no sólo por sincera hospitalidad sino porque habían leído la primera parte de la obra con la que habían disfrutado mucho, y el poder tratar personalmente a tan disparatados personajes supone una gran diversión en sus ociosas vidas. La duquesa enseguida siente simpatía por Sancho e, incluso, le demuestra gran confianza al permitirle el acceso a sus aposentos privados con la compañía de sus doncellas, eso sí el pobre Sancho es objeto de numerosas y a veces crueles burlas. Todos estos despropósitos culminan con el nombramiento de Sancho, gracias a la influencia de los duques, como Gobernador de la Ínsula Barataria, puesto en el que a pesar de su analfabetismo toma decisiones muy acertadas, tal vez influenciado por los sabios consejos que D. Quijote le da en su despedida. No obstante, Sancho deja el cargo para unirse de nuevo a su amo D. Quijote, ya que como se dice en el libro “su compañía le agradaba más que ser Gobernador de todas las ínsulas del mundo”. En el Capítulo LVII, despedimos a los duques.
-CIDE HAMATE BENENGELI, se puede considerar un personaje aunque real mente es un narrador en esta novela, con gran personalidad, es un historiador árabe que ha escrito la historia del Don Quijote y que aparece en numerosos capítulos de esta obra narrativa.
-TEMAS. Se puede decir que no hay un solo tema, sino varios grandes temas: la locura, libertad, justicia, el ejemplo social, etc. Es una crítica a los libros de caballerías, y también destacamos un gran humanismo, una crítica social, sin olvidar el humor.
- ESTRUCTURA. El Quijote está formado por dos libros El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha publicado a comienzos de 1605 (Primera parte) y El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha publicado en 1615 (segunda parte). Se estructura en tres salidas dos de ellas en la primera parte y una en la segunda. La primera dura 3 días, la segunda 2 meses y la tercera 4 meses. En la lectura se aprecia que la primera parte es una suma de varías historias independientes, aventuras, etc, en cambio en la segunda parte los capítulos son más lineales, el lenguaje es más culto y visión más real, se deduce que Cervantes pudo estar estimulado por la aparición del Quijote de Avellaneda y mejora su obra.
4.- ANÁLISIS DE LA FORMA:
- GÉNERO LITERARIO:
Es una parodia de las novelas de caballerías, pero a su vez hay relatos que son novelas pastoriles, realistas, de aventuras e incluso de viajes. Para algunos analistas literarios se considera la primera novela moderna, al introducir una nueva manera de narrar, para otros no.
-LENGUAJE
El Quijote no posee un lenguaje y estilo uniforme, sino que se aprecia una gran polifonía. Conviven múltiples personajes, cada uno con su forma de hablar, desde pastores, cabreros, moriscos, voces simples como Sancho que parece que va mejorando a lo largo de la historia, hasta nobles, bachilleres y refinados. También destacan expresiones sensatas, cazurras de Sancho y numerosos refranes, sin olvidar algunos toques de humor. Es enriquecedor por su lenguaje, aunque algunas expresiones o vocabulario cuesten entender por no utilizarse actualmente.
-FORMAS DE EXPRESIÓN
En la novela de Don Quijote hay varios narradores superpuestos:
1º narrador editor, que es Cervantes quien copia una historia que ha encontrado y en ocasiones interviene él haciendo comentarios y en primera persona.
2º narrador omnisciente, es un historiador árabe que ha traducido la historia de Don Quijote, que se puede considerar que llega a ser personaje, llamado Cide Hamate.
Destacamos como en la segunda parte del libro aparece comentarios sobre el éxito de la primera parte y como la aparición del Quijote de Avellaneda cambio la ruta de Don Quijote no entrando a las Justas de Zaragoza.
-ESPACIO.
Los lugares en que transcurren las historias son muy variados, desde su salida de un pueblo de la Mancha (que el autor no ha querido concretar), pasara por bosques, el Toboso, por la Ínsula Barataria, el río Ebro, llegara a Barcelona para volver a su pueblo.
- TIEMPO.
La obra se sitúa a finales del siglo XVI y principios del XVII. La primera parte formada por dos salidas de 3 días y 2 meses respectivamente y la segunda parte una salida con una duración de 4 meses.
5.- VALORACIÓN PERSONAL
Creo que es un libro imprescindible en nuestras bibliotecas y que hay que leerlo, disfrutarlo y analizarlo. En grupo la lectura es más enriquecedora y divertida. Tenemos que animar a todo adulto que no lo haya leído que lo haga, con calma, sin prisa saboreando las historias.