miércoles, 30 de enero de 2013

Tiempos Difíciles Charles Dikckens






       La acción trascurre en la Inglaterra victoriana en una ciudad imaginaria. Nos presenta una visión de la sociedad de su tiempo desde diferente ángulos: Una educación racional donde prima la lógica sobre los sentimientos, la de la clase obrera que cree que el trabajo es su único modo de vida, la clase alta que controla las fabricas y mantiene esclavizados a los obreros y el mundo del circo que plantea  puede haber otro modo de vida. Lo presenta de un modo irónico y solamente al final hace una dura critica social.

Personajes:

   El señor Grandgrind, profesor y político de la ciudad de Coketown hombre de realidades cuyo ideal educativo es el frio y vacio conocimiento sin dar paso a las emociones.

     Luisa, hija de Grandgrind, en la que se adivina un buen corazón anulado por la fría razón de su educación.

    Tom, hermano de Luisa joven lleno de fantasia ahogada por su educación y que se convierte en un egoista vicioso y sin voluntad.

    Boumderby, hombre repugnante empresarío que se dice hecho así mismo a pesar de que se falso, pues de buena familia, se cree con derecho a someter y avasallar a todo el que le rodea.

   Sra, Sparsit aristocrata venida a menos y ama de llaves del anterior retorcida y manipuladora, amargada y enemorada de su jefe.

    Raquel, mujer compasiva que pone una pincelada de humanidad para los que la rodean y especialmente para Esteban Blackpool al que su amor salva de las desdichas de su vida.

   Cecilia Jupe, la denominan la chica nº 20. Es la chica que recogen los ciudadanos de Coketown con el fin de darle una educación Utilitarista. Huérfana de madre, es abandonada por su padre que no quiere ser un estorbo en el futuro de su hija y de esta manera propicia la acción caritativa de los ciudadanos de Coketown. Unico personaje al que no degradan su personalidad, los fundamentos de la escuela.

   Stephen Blackpool, representa al buen trabajador, es poco creíble como ser humano. Está íntimamente relacionado con la tesis positiva que ofrece la novela, es decir, con la capacidad del autor de crear un personaje con el que pudiera identificarse. Es una  mezcla de Quijote y héroe cristiano. Sólo le mueve a actuar las ofensas a su buen nombre cuando le acusan de haber robado un banco. El ideal al que sacrifica su vida es el cumplimiento de unas leyes absurdas dictadas en un injusto sistema de clases.

  James Harthouse, personaje que actúa de seductor y parásito social. Vive del dinero de su familia, se dedica al turismo y a las actividades políticas de segundo orden.

Estructura:

Lineal, esta formada por tres libros que  tienen:
 1º La Siembra con diciseis cápitulos.
 2º La Cosecha , con doce cápitulos
 3º El acopio con nueve cápitulos.

Al final el autor habla con el lector diciéndole  "Todo depende de nosotros". Era una novela por entregas , lo que hace que los capítulos  se vayan creando para mantener la atención del lector.
Se ha utilizado una metáfora cuando explica presenta a la ciudad de Coketown, diciendo "Las serpientes de humo, máquinas como elefantes".
 

miércoles, 16 de enero de 2013

10º Aniversario del Hermanamiento entre León (Nicaragua) y la ciudad de Zaragoza.


El jueves, 20 de diciembre de 2012, asistimos, previa invitación, al 10º Aniversario de Hermanamiento oficial entre León (Nicaragua) y Zaragoza en el Ayuntamiento de la ciudad.
Una a una fueron nombradas las entidades colaboradoras e invitados, sus   representantes, a  subir al estrado. Por parte nuestra, lo hicieron, Maite y  Alejandro, que fue el encargado de cerrar el acto leyendo la poesía de Gioconda Belli, “Uno no escoge”. Una vez acabado el acto, pasamos al bar de la sala, donde se nos ofreció un pequeño refrigerio.
                                                        Uno no escoge el país donde nace;
Pero ama el país donde ha nacido.
Uno no escoge el tiempo para venir al mundo;
Pero debe dejar huella en su tiempo.
Nadie puede evadir su responsabilidad
Nadie puede taparse los ojos, los oídos,
 enmudecer y cortarse las manos.
Todos tenemos un deber de amor que cumplir,
una historia  que nacer
una meta que alcanzar
No escogimos el momento para venir al mundo:
ahora podemos hacer el mundo
 en que nacerá y crecerá
                                       la semilla que trajimos con nosotros             (Gioconda Belli)